EDICIONESkinemasur (27) (Copiar) COLOMBRE inicia su andadura en 2016 dentro de un proyecto ya bien apuntalado como es el Espacio Cultural Colombre, una moderna librería de lance con sede física en un callejón indómito y recóndito del barrio de Triana de Sevilla. Espacio Cultural que desde su inicio en 2012 lleva ofreciendo de manera regular una programación cultural independiente y de calidad. Del mismo modo que una librería no es solo un lugar donde se venden libros, tampoco una editorial como la nuestra quiere ser única y exclusivamente su catálogo. Aprovechando la vida y la comunidad del propio Espacio Cultural queremos volver a esas antiguas, pero siempre modernas librerías-editoriales, que regentaron históricos del oficio como Fernando Fe (1845-1914), Gregorio Pueyo (1860-1913), Francisco Beltrán (1869-1935) o León Sánchez Cuesta (1892-1978). De una forma parecida a lo que ellos hicieron nuestra editorial quiere no sólo depender de los libros sino del tránsito de una inquieta comunidad que protagoniza un espacio de reunión, un lugar de convivencia abierto a la tertulia y al encuentro, donde tratar asuntos diversos del mundo del libro y de las letras, y por supuesto –o por ello mismo–, también de la vida. Un espacio tangible de confluencias y sinergias entre lectores, autores y agentes culturales. No nos cabe duda de que así, con estas redes, es más fácil y mejor construir un catálogo editorial propio, en ediciones cuidadas, donde dar a conocer algunas obras de rescate y apuestas propias que reflejen un mapa de temas, gustos e intereses, dando especial cabida a la promoción de nuevos valores literarios y a la idea de crear una plataforma de comunicación y encuentro entre los autores y los lectores del catálogo y del Espacio Cultural Colombre.

«Pocos pero doctos libros juntos». (Francisco de Quevedo) Nos preocupa en mayor medida la calidad que la cantidad. Preferimos editar pocos pero buenos libros, que sumarnos a la inercia impuesta por la burbuja del actual mercado editorial, en donde a menudo es fácil perder el rumbo en esa eterna huida hacia adelante, donde la única forma de caminar parece ser publicar de manera compulsiva. Ediciones Colombre, en lo que respecta a su catálogo propio, prefiere publicar poco pero bien, respirando y entreteniéndose en el camino las veces que sean necesarias para seguir en todo momento en una línea de descubrimiento y aprendizaje continuo.

«En edición diferentes, los libros dicen cosa distinta». (Juan Ramón Jiménez) Confeccionar cada libro con un cuidado personalizado, poniendo especial empeño en todo lo relativo al formato, el diseño, la tipografía, etc., pues cualquier aspecto formal en el libro no es meramente decorativo sino que resulta tan fundamental como el propio texto para la transmisión de su contenido. El modo en que se ve una página tiene tanta importancia como su contenido. Ediciones cuidadas, atractivas y que sean en sí misma una invitación a la lectura.

«La especialización equivale a la máxima incultura». (José Ortega y Gasset) Nos posicionamos a contracorriente de los estudios de marketing que sobrevaloran la especialización como la mejor vía para alcanzar el éxito. Iremos haciendo catálogo, abiertos a cualquier aventura que se nos cruce en el camino y que nos resulte atractiva e interesante. Con los versos de Cavafis como canción de fondo emprendemos nuestro particular camino, olvidándonos de la línea editorial, un invento de quienes no quieren arriesgar, y no nos aferraremos más que a todo lo que nos suponga una placentera sorpresa.

Una trayectoria profesional no habría de ser más que lo que en verso escribió Ángel González: «El éxito de todos los fracasos…». La mía empezó en Sevilla en el verano de 1981. Desde entonces, hasta hoy, he perdido la cuenta de mis innumerables tropiezos y equivocaciones, resultándome mucho más fácil dar cuenta de las pocas veces en que creo haber tomado decisiones más o menos acertadas. La primera fue en 1999 cuando opté por renunciar a estudiar una carrera «con salida» y empecé mis correrías librescas por los pasillos de la Facultad de Filología. La segunda ocasión en que esquivé mi propia perdición fue estando en Florencia, ya en el medio del camino de mi carrera universitaria, cuando me tentaron al mismo tiempo dos libros de muy diversa condición: Cómo se hace una tesis de Umberto Eco y Sesenta relatos de Dino Buzzati. Del resultado tenaz de lo que sigo siendo ahora se debe al empeño por haber tapado con cemento y ladrillo cualquier presuntuoso afán de especialización o de hacer currículum académico. Por tercera vez, y ya teniendo cierto oficio, y algo de tejemaneje en el divertido mundo del libro, decidí salir del confort de la sala de mandos de la Editorial Renacimiento, que tan bien me había tratado, y unirme a mi amigo y vecino R.D., en busca de nuevas aventuras, no yendo a ningún exótico lugar, sino empezando de cero desde una destartalada cochera que con el tiempo, y la buena compañía, convertiríamos en un Espacio Cultural más allá de los libros y de nosotros mismos. De todo esto no sólo deduzco que soy solo el resultado de mis infinitos yerros y mis pocos aciertos, sino que soy, sobre todo, deudor de la mucha gente que me ha acompañado en el camino a enseñarme con palabras cariñosas. A ellos les debo «la enloquecida fuerza del desaliento», el resto a mis padres y a los libros.

Impulsar una idea de una editorial libre, que gracias a tu complicidad, evita recurrir a préstamos de terceros o entidades bancarias que exigen resultados económicos a corto plazo y que a menudo obvian que los proyectos culturales no son siempre viables económicamente, y cuando lo son, a menudo necesitan de otro tempo.

Completar la tercera parte de un proyecto que es el Espacio Cultural, que ya ha generado una agenda cultural estable de actividades y eventos, además de una Librería con un fondo de más de 5.000 títulos a disposición de los lectores.

 Desarrollar el crecimiento de un catálogo editorial en cuyo criterio confías, por nuestra trayectoria como Espacio Cultural, por la información que previamente te damos y porque además puedes participar recomendando o proponiendo tus propios proyectos.

Cambiar la vida de muchos lectores y de algunos pocos autores.

SUSCRIPTOR PUNTUAL [SP]

Puedes apoyar puntualmente la edición de uno de los títulos que vayamos a editar, porque de antemano te interesa ese libro y ya sabes que querrás hacerte con un ejemplar apenas lo publiquemos. En esta misma web podrás navegar por las distintas colecciones y consultar aquellos libros cuyo estado sea el de «Próxima aparición». Tres meses antes de su ejecución abrimos el plazo para la suscripción. El coste de la suscripción es idéntico al PVP que tendrá una vez esté publicado y distribuido, pero las ventajas por tu apoyo anticipado son varias (1ª, 2ª y 3ª) y las puedes consultar en el siguiente apartado. Se trata de una suscripción puntual o intermitente, que no te compromete a una continuidad.

SUSCRIPTOR AFILIADO [SA] Si crees en la idea y en el proyecto, te gustan nuestros libros y nuestro concepto de editorial, disponte a navegar con nosotros y colabora con una cuota de suscripción afiliado de carácter anual de 120 euros al año (en dos plazos) o 100 euros si lo haces en un único plazo. A cambio podrás disfrutar de las ventajas 1ª, 2ª, 3ª, 4ª y 5ª, recibiendo en casa los títulos que publiquemos, al menos hasta alcanzar el valor de la cuota aportada.

SUSCRIPTOR MECENAS [SM]  Dirigida tanto a particulares como a entidades que quieran aportar capital sociocultural al proyecto editorial ya sea económico, de difusión o logístico. Además de las ventajas abajo citadas (1ª, 2ª, 3ª, 4ª y 5ª) pueden llegarse a acuerdos puntuales de conformidad mutua.

SUSCRIPTOR DE HONOR [SH] Mención especial que otorga la editorial donde se incluyen todas las ventajas (1ª, 2ª, 3ª, 4ª y 5ª).

1ª) Recibirás los libros editados por Ediciones Colombre sin gastos de envío en casa antes de que empiece la distribución oficial. [SP/SA/SM/SH]

2ª) Figurarás en la nómina de los suscriptores, que publicaremos en cada última página del libro impreso. [SP/SA/SM/SH]

3ª) Como suscriptor recibirás algunas informaciones de manera anticipada y puedes si quieres estar al tanto de las noticias relativas al Espacio Cultural Colombre (Programación, Librería y Editorial) mediante el boletín de novedades que enviamos por correo electrónico. [SP/ SA/SM/SH]

4ª) Descuento de un 5% en la compra de libros nuevos y 10% en la compra de libro de fondo antiguo de la Librería Colombre. [SA/SM/SH]

5ª) Tendremos en cuenta tus recomendaciones y preferencias lectoras. Ser suscriptor es una puerta abierta a participar si así lo deseas en el proyecto. Puedes recomendar, proponer e incluso aprovechar la plataforma para llevar a cabo ideas propias. Te invitaremos a participar en aquellas reuniones y asambleas que se convoquen con carácter público. [SA/SM/SH]

Si quieres suscribirte en cualquiera de las tres modalidades envíanos tu confirmación a la dirección editorial@espacioculturalcolombre.com, a la que también puedes dirigir tus consultas. Si tienes ya claro tu colaboración aprovecha con los datos que abajo te dejamos para hacer el ingreso o transferencia recordando enviarnos copia escaneada o fotografiada del resguardo de haber hecho la operación. También nos vale la notificación de tu banca electrónica. A este mismo correo electrónico puedes dirigirte para cualquier duda. Te confirmaremos o responderemos a la mayor brevedad posible.

Beneficiario: Ediciones Colombre CCC: 1491 0001 21 2123339620 BIC: TRIOESMMXXX IBAN: ES4814910001212123339620 Concepto: Especificar tipo de suscripción

LA IDEA Una editorial, además de un catálogo, es un espacio de confluencias; una casa donde vienen a encontrarse lectores, autores y agentes culturales, no sólo a través del libro, sino también a partir de distintos lugares propicios para el escenario de las letras: librerías, bibliotecas, ferias, encuentros, salones de actos, cafeterías, y casi por extensión cualquier lugar, y con más razón, en nuestro caso,  la sede de la editorial: el Espacio Cultural Colombre.

Lectores, autores y agentes se acomodan como habitantes de una repartida y variada comunidad que conforman un proyecto cultural profesional, que precisamente, por su marcado carácter vocacional y participativo, la convierten al inicio en un difícil reto.

La idea es que una editorial obtenga su autonomía atendiendo exclusivamente a la venta de sus libros, y ese es nuestro objetivo, pero al menos en los comienzos, a fin de evitar lo que para nosotros sería una colosal inversión económica, queremos contar con el apoyo de un grupo de suscriptores afines.

La idea y la figura del suscriptor no es nueva ni vieja, ha tenido a lo largo de la historia distintas denominaciones: protector, benefactor, mecenas, socio, patrocinador, colaborador e incluso ahora, con las plataformas de crowdfunding, micromecenas.